El Drenaje Linfático Manual consiste en la atención adaptada a la necesidad de cada paciente con el objetivo de reducir y normalizar un edema (inflamación) a través de una técnica de estimulación física con movimiento lineales en sentido anatómico de los colectores del sistema linfático, potenciando la formación de la linfa y su drenaje, movilizando el acumulo o estancamiento de macromoléculas y agua en un segmento corporal, ya sea por traumatismos o cirugías tanto del ámbito traumatológico como estético. Para potenciar el efecto de este tipo de masajes se complementa con la aplicación de Kinesiotape, terapia de compresión, ejercicios linfomiokinéticos y educación al paciente.